martes, 22 de noviembre de 2016

¿Cómo escribir fantasía juvenil que venda?


Decía J. Steinbeck que la profesión de escritor hace que las carreras de caballos parezcan un negocio estable. Por eso, a lo mejor, al titular este artículo "¿Cómo escribir fantasía juvenil que venda?" estoy solamente haciendo una apuesta. 

Una de las cosas que cualquier escritor debe hacer es tener los ojos y las orejas bien abiertas para ver qué es lo que hacen los escritores de su género. No en plan: "Pues no entiendo por qué este tipo vende más que yo con lo mal que escribe..." (que —dicho aquí, entre nosotros— suele ser lo más habitual ¡Ay, el ego del escritor!) sino en plan: "Este tipo vende más que yo. A ver qué hace que le funciona tan bien para ver si yo puedo hacer lo mismo". 

En este sentido, hace ya unos años que leo con ojos de escritor. Más de una vez me he sorprendido deteniéndome en un párrafo y pensando: "Qué cabrón. Qué bien ha manejado esta escena (o esta frase, o este recurso, o este personaje...)"

Así que esta es mi apuesta particular, las cosas que he destilado —cual néctar sagrado— de leer muchas, muchas novelas de fantasía juvenil. 

5 características de los escritores con éxito en la fantasía juvenil


martes, 15 de noviembre de 2016

La liga de la recomendación


Esta semana pasada, Anna Casanovas publicó en su blog un artículo llamado igual que este: "La liga de la recomendación", que me ha parecido una idea buenísima para adaptarla al blog. Puedes leer el artículo de Anna que lo explica con mucha más gracia que yo, pero te lo resumo por si eres una persona sin demasiado tiempo.

Según ella, cada vez que alguien pide una recomendación de libros se acaban todas las discusiones (Sería una idea maravillosa para alcanzar la paz mundial si el mundo fuera un sitio de lectores...o a lo mejor en ese caso, solo pelearíamos por si Sanderson es mejor que Rothfuss o al revés).

Y si pides recomendaciones, siempre encuentras algo interesante que leer. 

lunes, 7 de noviembre de 2016

Fallo del premio de cuentos "Leyendas de la Tierra Límite"


La semana pasada, os pedí opinión para decidir a cuál de los cuatro participantes en el concurso de cuentos inspirados en el worldbuilding de Leyendas de la Tierra Límite debía dar el premio.

Y este ha sido el resultado:

Los cuatro cuentos participantes eran:

  • Los primeros, de Manu P. Moles
  • A la sombra del final, de Jess C. L. (que también es la autora del dibujo de Baeshaa).
  • Casia, de Aitziber Conesa
  • La otra mitad, de Miriam Álvarez Elvira 
Los votos de los comentarios fueron los siguientes: 

  • Los primeros : 4 votos
  • Casia: 8 votos (más un voto en twitter). 

Así que el premio del coaching para escritores es para Aitziber Conesa ¡Enhorabuena, guapetona!

Y el premio del libro de Fantasía dado que solo se ha presentado un ilustrador (porque el dibujo de Ardanae es de mi hija) es para Jess C. L. 

Me pondré en contacto con las ganadoras. Muchas gracias a todos por participar. 



martes, 1 de noviembre de 2016

Necesito lectores de fantasía que me ayuden.




El domingo día 30 terminó el plazo de recepción del concurso de cuentos basados en el mundo de Tierra Límite. Han concursado 4 personas con cuentos preciosos. Y se me ha ocurrido que, en lugar de juzgarlos yo y mis lectores cero, lo ideal es que los juzguéis vosotros.

Para mí, como escritora, es emocionante que otro escritor tome el universo que he creado y lo module a su gusto. Así que creo que no es demasiado justo que sea yo la que elija. 

Voy a poner aquí el inicio de los cuatro cuentos por riguroso orden de recepción y un enlace para descargarlo entero, sin nombre del autor. Y vosotros, lo único que tenéis que hacer es dejarme en los comentarios cuál os ha gustado más. 

Tenéis hasta el lunes que viene para opinar. Ruego a los autores que no digan de quién es cada cuento hasta que no salga el fallo. 


Los primeros

Therio aceleraba cada vez más el paso de vuelta a casa desde el pueblo. La fina llovizna se había transformado en una pequeña tormenta que cogía fuerzas conforme pasaba el tiempo. 

Y él ya lo sabía. 

Había escuchado a las nubes entonando cánticos de guerra mientras se acercaban. A los insectos esconderse en madrigueras para evitar —desde su perspectiva— una hecatombe. Y a los altos árboles y la más fina y delicada brizna de hierba gritar de alegría por el agua que ansiaban. 

El viento se impregnaba desde el alba del olor húmedo que la lluvia traía y los dos soles se escondieron, perezosos ensombreciendo el día. 

Un trueno —debía admitir que no se lo esperaba— rasgó el cielo justo después de que un relámpago iluminase los capos de calabrazas que quedaban al otro lado del bosque, separados por el camino. Un instante insignificantemente corto después, el agua caía espesa y fuerte como para que el niño siguiese corriendo.  



A la sombra del final

—Apresúrense. La torre tiene que quedar lista dentro de dos semanas. El alcalde prometió una buena suma si la tenemos para antes del festival Lunae. 
—Sí, señor. 

Los pasos de los hombres resonaban por entre el barro que había cubierto parte del piso, ese día. Había estado lloviendo, y aun y con las precauciones que Maewk había pedido a sus ayudantes, algunos habían sufrido varios accidentes por culpa de la resbalosa sustancia marrón a sus pies. 
Incluso él estuvo en peligro en dos ocasiones, y en ambas se había librado por nada de resultar herido. 

Aun y cuando una parte de su conciencia le decía que tuviera cuidado, casi todos sus pensamientos se encontraban en la figura de Laua, La amante mujer que hacía un año los había abandonado, a él y a su hijo. 


Ardanae


Casia

Se bajó la capucha de su capa de viaje y se acercó silenciosa a la gente que se agolpaba al lado del camino. Los murmullos de emoción que le llegaban le sabían a berenjena cruda. Sintió ganas de escupir. 

No necesitaba verlas para saber que estaban allí. Sanadoras. Y de las poderosas. Viajando lentamente a caballo, como exhibiéndose. Cómo las odiaba. A todas ellas. Con su Torre, su luz y su actitud de salvaguardas del mundo. Mujeres benditas. En su rostro se dibujó una mueca burlona. No se lo creían ni ellas. 

Lo aprendió a los siete años. "No puedo hacerlo" le dijo una voz de tierra húmeda cuando le rogó que sanara a su padre. Y la abrazó, como después la tierra abrazaría a su padre. Ella sabía que era mentira. Sabía que sanar no era la parte difícil. Al contrario. Sanar era sencillo. Difícil era resistir esa llamada, el impulso incontrolable de tomar para ti todo el dolor de otra persona, la agonía...Y hacerlo tuyo por completo. 



La otra mitad

Nuara no era como las demás niñas, eso lo dejó claro de pequeña. Podía hablar con las arañas, con las culebras, con los cuervos. Escuchaba los lamentos de los insectos cuando morían bajo sus pies, al correr ella por el bosque. 

Unos años después la sanadora mayor acudió en su búsqueda. Todo su pueblo respiró de alivio. Desde su nacimiento, había parecido que una sombra de mala suerte había cubierto todo el pueblo. Los vecinos murmuraban que la niña estaba maldita. Incluso su padre se alegró cuando Laua se llevó a la niña lejos de él. Nuara también se alegró de alejarse de aquella gente mala. 

Pero su situación tampoco mejoró en la Torre de Piedra. Las plantas morían si ella las tocaba, su don no funcionaba del todo bien. Laua notaba que su don era poderoso, pero un poco extraño: no funcionaba como en las demás sanadoras. 



Baeshaa


¿Me ayudas a elegir? 



martes, 25 de octubre de 2016

Cuentos de hadas reinventados en películas trepidantes


Que el cine se inspira en la literatura para hacer guiones no es nada nuevo. Ya te traje hace tiempo al Fogón 10 películas de Fantasía juvenil inspiradas en libros. Pero últimamente, los guionistas están desempolvando los cuentos de hadas. Y no lo hacen mal.

Hoy vamos a ver 7 películas basadas en cuentos de hadas infantiles cuyo público objetivo es el adulto, que disfrutará como un niño con estos cuentos de hadas reinventados.

martes, 18 de octubre de 2016

Los peores errores de las novelas de Fantasía (III)


La música es un mundo en sí mismo, es un lenguaje que todos entendemos. Es una frase de Stevie Wonder. Y tenía razón al decirlo. 

La música y la literatura están basadas en los mismos principios (o al menos eso debieron pensar los académicos que han concedido el premio Nobel de Literatura a Bob Dylan). Cuando tocamos una pieza musical, la melodía es armónica si todas las notas encajan. Cuando escribimos, la armonía la traen las palabras. 

Por eso, cuando hay fallos en el estilo de una novela, al leerla al lector le suena como si fuera una nota desafinada. 

Nuestra tercera entrega de los peores errores de las novelas de Fantasía, se va a centrar en los fallos de estilo. 

martes, 11 de octubre de 2016

Los peores errores de las novelas de Fantasía (II)


Los personajes son el alma de tu novela de Fantasía. Puedes tener un fallo pequeño en el worldbuilding, puedes tener agujeros en la trama, que como tus personajes sean buenos es posible que el lector te los perdone. Aunque seguro que cosecharás reseñas negativas de los puntos anteriores. 

Ahora, como tus personajes sean planos...por mucho worldbuilding que tengas, olvídate de que te lo perdonen. Sobre todo, en Fantasía. Los lectores de Fantasía son supercríticos en cuanto a ese punto. Mucho más que en otros géneros.

¿Cuáles son los errores que no debes cometer con tus personajes?