lunes, 6 de octubre de 2014

Literatura comestible


Se llama "Fictitious Dishes" y es un libro de fotografía. Pero no es un libro de fotografía normal: cada una de las fotos de este libro es un homenaje culinario a alguno de los platos que salen en las mejores obras de la literatura universal. Su autora, Dinah Fried, cocinó y fotografió con meticuloso detalle –desde la superficie de la mesa hasta la visión, que es la del que disfruta de la comida– comidas mencionadas en cincuenta escenas culinarias de los clásicos de la literatura.


Las gachas de Oliver Twist: "Por favor, señor, quiero más"


Moby Dick


Alicia en el País de las Maravillas


El gran Gatsby


La metamorfosis

El libro (publicado por la Editorial Harper Design) refleja la esencia de este blog, el hecho de que la comida va cosida, en pequeñas puntadas apretadas y de forma inevitable, a la literatura. Leer sobre un buen plato es una manera de llevarnos su sabor a la boca. En eso está la magia del escritor. 

Si queréis saber más de este proyecto y, sobre todo, descubrir de qué frase de cada libro está sacada la idea, éste es el blog de Dinah Fried, donde podéis curiosear más fotos.


8 comentarios:

  1. Sin duda un proyecto interesante. Cuando leí de niña Oliver Twist no me imaginaba lo que eran las gachas. Un día mi madre las hizo y quedé horrorizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me voy a quedar con las ganas de probarlas...tienen una pinta de lo menos apetecible, que quieres que te diga.

      Eliminar
  2. ¡Qué curioso! Pues yo no suelo fijarme mucho en los platos de las novelas, aunque muchas veces se me hace la boca agua cuando se describen comidas aunque realmente no esté pensando en qué plato se describe. Me pasaba con los libros de "Los cinco" que siempre que merendaban en una granja, tenía la sensación de que cualquier cosa estaba apetitosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Es verdad!!! No lo recordaba, pero tienes razón.

      Eliminar
  3. Desde que supe lo que eran las gachas sentí pena infinita por los personajes de las novelas que las comían.
    En las novelas del comisario Brunetti, de Donna Leon, se me hace la boca agua cuando describen platos venecianos e ingredientes que sólo se encuentran allí. Me he planteado leer con un babero puesto, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummm, no las conozco, habrá que corregir ese error :D

      Eliminar