viernes, 31 de octubre de 2014

Mis villanos favoritos



Una de las cosas más difíciles de conseguir para un escritor es crear un villano ambivalente. Es decir, alguien realmente malo según nuestros valores morales, pero que –a pesar de ello– no podamos evitar que nos caiga bien. Hoy, para celebrar este Halloween trasnochado que a los españoles ni nos va ni nos viene, os traigo al Fogón algunos de mis villanos favoritos:

miércoles, 29 de octubre de 2014

Mayte Esteban: la mujer detrás del espejo.

Conocí a Mayte Esteban porque era una de las comentaristas del blog de Mónica Gutiérrez (Serendipia). Por curiosidad, viendo que era escritora, busqué sus obras en Amazon, para darme cuenta, con sorpresa, de que era la autora de varios libros que ya había leído y que me habían gustado (Sí, soy un desastre con los nombres, qué le voy a hacer): "Mi chico de alquiler", "La arena del reloj" y "Detrás del cristal".

viernes, 17 de octubre de 2014

El secreto de Gaudlin Hall



Me gusta mucho John Boyne. Como aprendiz de escritora y como lectora. Me maravilla un autor que en cada libro maneja un registro diferente. No tiene nada que ver El niño del pijama de rayas con El increíble caso de Barnaby Brocket o con El ladrón de tiempo. Y eso es verdaderamente difícil de conseguir.

miércoles, 15 de octubre de 2014

¿Se puede aprender a escribir?

A capar, se aprende capando. Eso dice el refranero español. A escribir, escribiendo. Y leyendo mucho, mucho. Porque un escritor es, ante todo, un lector voraz. Pero hay libros que, además, te enseñan cómo hacer las cosas, libros que te bajan de las nubes al suelo y te dicen: "Sí, bonita, muy bien, pero te hace falta mejorar esto". Hoy, en este capítulo de "El Manual de Juan Palomo" os traigo una selección de libros que os ayudarán a aprender a escribir. Porque incluso los superventas necesitan seguir aprendiendo.

viernes, 10 de octubre de 2014

14 libros de fantasía para leer antes de los 14

Cuando hablamos de Fantasía, hay determinados nombres que nos vienen a la mente enseguida. Autores que nos pusieron en las manos la llave de universos imaginados y que guiaron nuestros primeros pasos por historias en las que un hobbit, un sombrerero loco o un león que habla no eran nada del otro mundo. Cuando era pequeña –y ahora–, me encantaba que los libros pusieran ante mis ojos una espada mágica o un dragón desperezándose o un gigante que se asomaba cautelosamente a las ventanas para robar pesadillas. Hay libros de fantasía que no puedes dejar de leer cuando aún eres niño porque conformarán tu mundo de adulto. Un mundo en el que aún tenga cabida la capacidad para sorprenderse y maravillarse. Hablo de estas catorce recomendaciones del Chef. Joyas de la fantasía para menores de catorce años. Y para mayores, también.



De Michael Ende:La Historia Interminable y Momo



De Gerald Durrell: El paquete parlante


De Roald Dahl: El gran gigante bonachón y  Matilda



De J.K.Rowling: los siete libros de Harry Potter




De J.R.R. Tolkien: El hobbit


De Laura Gallego: Memorias de Idhún


De C.S.Lewis: Los siete libros de Las crónicas de Narnia


De Salman Rushdie: Harún y el mar de las historias



De William Goldman: La princesa prometida.


De L.Frank Baum: El mago de Oz.


De J.M.Barrie: Peter Pan y Wendy.


De Lewis Carroll: Alicia en el País de las Maravillas.