Seleccionar página
Mira, Wendy, cuando el primer bebé se
rió por primera vez, su risa se rompió en mil
pedazos y éstos se esparcieron y ese fue el
origen de las hadas.
(Peter Pan y Wendy, J.M.Barrie)
En realidad, Peter Pan –como en muchas otras cosas– se inventó el origen de las hadas porque no sabía cuál era. Lo cierto es que nadie sabe de dónde salen estos diminutos seres. Las referencias más antiguas vienen de Roma, Italia, donde se las llamó fatae. Cuando los romanos se extendieron por toda Europa, las hadas los siguieron. 

Origen de las hadas
Sin embargo, hay determinados países en los que nunca han conseguido entrar. Por ejemplo, Grecia. Me temo que las ninfas y las dríades no las han dejado. 
Dríade
En principio, la función de las hadas era la de aparecer en las casas en las que nacía un nuevo miembro y otorgarle dones según las trataran sus familiares. Así, si eran hospitalarios con las hadas, el recién nacido sería hermoso e inteligente. En cambio, si no, las hadas podían sentirse ofendidas y otorgarle una tara, en vez de un don. 
Hadas
Las hadas no son invisibles, pero son tan rápidas que solo pueden divisarse entre dos parpadeos de ojo, con lo cual los humanos que las ven, suelen no darse cuenta. 
Foto de un hada
Sin embargo, si hay luna llena la noche de San Juan, las hadas son perfectamente visibles. Aunque no debemos acercarnos demasiado para que no se molesten. 
Hada en la noche de San Juan
No existe un País de las Hadas. Las hadas conviven con nosotros en este mundo, que es ya lo bastante fantástico para el que sabe apreciar su belleza.
La sociedad de las hadas es matriarcal. Cada comunidad está gobernada por una Reina. También existe un Rey, pero podríamos llamarlo Rey consorte, porque sus poderes son mucho menores que los de la Reina.
Reina de las hadas
Por encima de todas las Reinas, está Titania y su marido Oberón, cuya corte está situada en las cercanías del pueblo de Stratford-on-Avon, en Inglaterra. Pero son reyes bastante magnánimos. 
Querella de Oberón y Titania, de Joseph Noel Paton
La dieta de las hadas es variadísima: comen miel, quesos (aunque no les gusta la leche), huevos, fruta, verduras y cereales. Beben rocío de las flores. Y se pirran por los pasteles. 
Hada reflejada en el agua
Las hadas son muy curiosas. A veces, se llevan cosas de los humanos para estudiarlas o inspeccionarlas o enseñárselas a otras hadas y no siempre las dejan donde las encontraron. Así que si algo en tu casa se mueve de sitio, tal vez sea porque las hadas pasaron por allí. 
Hadas caseras
¿Hay algo más que siempre quisiste saber sobre las hadas y no te atreviste a preguntar? 

Pin It on Pinterest