Seleccionar página

Cuando cerré el séptimo libro de Harry Potter, “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, tuve un sentimiento ambivalente que creo que puede haberle pasado a muchos de los fans de la saga. Nunca soñé que un libro pudiera hacerme sentir al mismo tiempo tan pletórica y con el corazón roto. Así que cuando cerré las tapas de la edición de Salamandra, pensé: “Bueno, ¿y ahora qué?”. 


Hoy os traigo al Fogón las siete sagas que me curaron el “mono” de Harry Potter:

Crónicas de Narnia

Las crónicas de Narnia, de C.S. Lewis

Como Harry Potter, son también siete libros:

También han sido llevados al cine. Empezaron a publicarse cuando su autor tenía 51 años (cosa que me da mucha esperanza ;D). Los primeros libros cuentan las aventuras de 4 jóvenes (Peter, Susan, Edmund y Lucy) en el mundo de Narnia, pero en los últimos libros los hermanos Pensevie, que es como se denominan estos cuatro jóvenes, no aparecen porque el verdadero protagonista es siempre ese mundo increíble que es Narnia. El orden en el que los he colocado es el de publicación, pero como podéis comprobar por el número que está entre paréntesis no se corresponde con el orden cronológico. 

Historias de Terramar

Historias de Terramar, de Úrsula K. LeGuin

La saga de Terramar consta de cinco libros, que se recogen en esta preciosa edición de Minotauro, llamada  Historias de Terramar, aunque también pueden conseguirse por separado.
Aparte hay un libro de cuentos que ocurren en el mundo de Terramar, que se recogieron bajo el nombre de Cuentos de Terramar
En “Un mago de Terramar” vemos las semillas de lo que posteriormente sería Harry Potter. Un joven mago llamado Ged empieza a aprender en una escuela de hechicería: Roke. Tiene un gran poder entre sus manos (no en vano, está profetizado que será un Archimago), pero también es impulsivo y orgulloso y muchas veces no piensa lo que hace. Sí, Harry Potter no es tan original como parece. 

Fantasía juvenil: Septimus



Septimus Heap, de Angie Saxe

Septimus, como no podía ser de otra manera, es una saga de siete libros: 
Septimus es el séptimo hijo de un séptimo hijo y, como tal, tiene una habilidad mágica increíble, que más que solucionarle la vida le acarrea una enorme cantidad de problemas. Princesas perdidas, magas extraordinarias y celos entre hermanos son solo unas pocas de las incidencias a las que Septimus va a tener que enfrentarse. 

Fantasía juvneil: Percy Jackson

Percy Jackson, de Rick Riordan

El eterno rival de Harry Potter tiene una barbaridad de libros a sus espaldas: 
¿Qué pasaría si un dios –por ejemplo, Poseidón– tuviera un hijo con una mortal? Ese hijo es un semidiós, pero no lo sabe. Hasta que la realidad le estalla en la cara. Escrita con el humor característico de Rick Riordan, Percy Jackson te hace soltar la carcajada más de una vez. Y tiene la enorme ventaja de que aprendes un montón de mitología griega leyéndolo. 

Fantasía Juvenil: el rithmatista

El rithmatista, de Brandon Sanderson

Ya os hablé de este maravilloso libro de Fantasía juvenil cuando hablé de las leyes de la magia de Sanderson. Y sí, vale, por ahora solo tiene un libro: el primero. Podéis leer la reseña maravillosa que le hizo Fantífica  pero me temo que todos los que hemos quedado hechizados por la rithmática tendremos que esperar por la segunda parte. 
¿Y tú? 
¿Qué libro leíste cuando te quedaste huérfano de Harry Potter? 

Pin It on Pinterest