Decía Agatha Christie que la mejor receta para una novela policíaca es que el detective no debe saber más que el lector. Estoy segura de que, con esa máxima, a la Christie le habría gustado leer esta opera prima de Ana Bolox. 

Con una ambientación exquisita en los años cuarenta, Aracne y La muerte viene a cenar, consta de dos relatos policíacos para devorar. Protagonizados por Charles Carter, un antiguo héroe de guerra reconvertido a Inspector (recién ascendido) del Yard, estos dos relatos son el inicio de una saga en la que el inspector comparte protagonismo con Kate West, una oficinista curiosa y tremendamente atractiva, con la que el inspector tropieza en La muerte viene a cenar. 
Una prosa muy cuidada, un ramillete florido de recursos de ambiente (incluso me ha recordado a Wodehouse la imagen de los clubs de señoritos), referencias a cultura, música y cine de la época y, por supuesto, asesinatos. Todo eso vais a encontrar si abrís las páginas de este libro. 
El único punto negativo desde mi punto de vista es la portada. Sí, lo siento, no me llama nada. Y me parece que dice poco del ambiente inglés de finales de los cuarenta que encontramos en su interior. Pero es mi humilde opinión. 
De resto, creo que es un libro para disfrutar y animo a la autora a regalarnos más episodios de Carter & West. Nosotros nos vamos a regalar la receta de lo que cenaron los convidados de La muerte viene a cenar

Roast beef con salsa de arándanos



Aracne y La muerte viene a cenar es un libro de cuatro tenedores
Podéis adquirirlo aquí
Si quieres saber más de su autora: 


Pin It on Pinterest