Seleccionar página

Quedé con Víctor Conde en una cafetería del centro de Santa Cruz. Mi intención era grabar la entrevista en vídeo y colgarla en el canal de Youtube, pero no tuve en cuenta el tráfico, el señor que entraba a pedir un cortado y que está tan sordo que se le oye a él más que a nosotros y el ruido de platos de la camarera, que parece que hay una batería tocando al fondo. A pesar de editar para intentar disminuir el ruido ambiente, es imposible oír la mitad de las cosas sin pegarse a la pantalla. 

Imaginaros mi cara cuando puse el vídeo por primera vez. Consigo que un escritor de renombre, con más de treinta libros a sus espaldas, ganador del Minotauro y el Ignotus, quiera quedar a tomar un café conmigo (una novatilla en esto de escribir Fantasía) y no consigo que se oiga nada de nada. ¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAHHHHHHHH!!!!!!
Así que, mis queridos literaturadictos, no me ha quedado más remedio que transcribir la entrevista a papel y colgarla en el blog.

Y después de este impasse, vamos a asaltar a Víctor Conde. Vamos a hablar de su nueva novela “Ecos”, publicada por Sportula, que tengo dedicada por él y que fue presentada el 9 de octubre en Tenerife. Yo no me enteré, que si no habría estado allí puntual como un reloj. Pero sí que estuvo el amigo David Tejera de Fantífica, que hizo una crónica espectacular de la presentación. 
En la crónica de Fantífica, se dice que Ecos es una novela de aventuras y que vuelves al Space Opera
Correcto
Cuéntanos un poco el argumento. 
Esta novela no tiene mucho que ver con la serie de novelas de Space-Opera que pertenecen a la Saga del Metaverso, sino que es una especie de spin-off, una cosa totalmente distinta. Ciencia-Ficción, de aventuras. Y, aunque los protagonistas son niños, está dirigido a un público adulto. Todo lo que pasa a su alrededor no conecta demasiado con la definición de la literatura juvenil, sino que estaría más en la línea de las novelas de Ciencia-ficción de los setenta o de los ochenta, estilo El juego de Ender y todas esas, en las que los personajes son niños pero está dirigido a un público adulto.

Esta novela es autoconclusiva ¿No estás un poco harto de que te pidan continuaciones del metaverso?
Es que la serie de novelas del Metaverso son, en realidad, novelas autoconclusivas. Mi planteamiento era tender puentes entre una y otra, de forma que quien la lea entera tenga sensación de continuidad. Date cuenta de que la ganadora del Minotauro es, en realidad, la tercera novela de la saga.

La antología de cuentos, que también publica Sportula, (“Leyendas del metaverso”), ¿cómo está entonces planteada? ¿Tú pones el mundo y los demás escritores lo usan como escenario para sus relatos, al estilo de El mundo de los ladrones, de Rober L. Asprin?
Exacto. Contacté con un grupo de escritores amigos y les dije: “Este es el escenario, me gustaría que cada uno escribiera una pequeña aventura que pasara en él”. Y la verdad es que resultó muy bien. 
Es que tienes amigos de lujo…
Susana Vallejo, Mariano Villareal, Eduardo Vaquerizo…Cotrina no pudo entrar, Se lo propuse pero estaba a tope de trabajo. 
Bueno, como esta tendrá tanto éxito, puedes contar con él para la siguiente. 
(Risas). Eso. A la siguiente, fichado.

Empezaste esta novela “Ecos” pensando en una novela juvenil al estilo de “Heraldos”, pero ¿qué pasó? ¿Te salió el rejo y te fuiste hacia la Ciencia-Ficción?
La historia de la novela es compleja porque empezó siendo juvenil y luego…bueno…reconozco que la culpa fue totalmente mía. La editorial no tuvo nada que ver. Se me fue el rejo, como tú dices, a la Ciencia-Ficción para adultos y, al final, claro, se dieron cuenta de que aquello era invendible como novela juvenil. Y yo dije: “Pues sí, he metido la pata”. 
No, hombre, con la cantidad de fans que tienes que adoran tu Ciencia-Ficción para adultos. 
Sí, pero no es profesional. A ti te piden que escribas dentro de unos parámetros y tienes que seguirlos. Así que lo que hicimos fue contactar con otra editorial que sí que publicara Ciencia-Ficción para adultos. 
Las puertas del infinito, la novela que vas a sacar con Cotrina, es una novela a cuatro manos ¿Cómo se organiza el trabajo en una novela a cuatro manos con alguien que vive en otra ciudad?¿Cómo lo hacéis?
Una vez que tienes el argumento es sencillo. El verdadero trabajo es hacer la escaleta. Cotrina y yo tomamos muchos cafés para tener el núcleo principal. El núcleo inicial se hace cara a cara: qué tipo de historia va a ser, qué personajes te gustaría tener, etc. Luego, por mail, vas organizando los capítulos. Cada uno hace uno, el otro te corrige para tener una voz común y así. Lo realmente importante es saber cuál es el final, a dónde vas. Luego, los detalles se van puliendo.

Una duda que he tenido siempre, que supongo que te han preguntado miles de veces. Víctor Conde es un pseudónimo, ¿por qué te pusiste un pseudónimo?
Fíjate, la idea era escribir Fantasía y Ciencia-Ficción como Víctor Conde y otros géneros, como Histórica o Negra, con mi verdadero nombre. Nunca he ocultado que Víctor Conde era un pseudónimo. Alguna vez incluso me han presentado como “Alfredo Moreno, que escribe bajo el pseudónimo de Víctor Conde” Lo que pasa es que ahora que voy a sacar una novela negra, me dicen que quieren que salga bajo el nombre de Víctor Conde, con lo cual me lo podía haber ahorrado. 
Claro, es que ya tu pseudónimo es una marca personal potente.
Claro, eso es importante. 
Muchísimas gracias por esta entrevista, Víctor. Espero que Ecos tenga tanto éxito como tus obras anteriores. 
Gracias a ti.

Pin It on Pinterest