Seleccionar página

“Espera, espera ¿es una novela de besos?” le preguntaba un jovencísimo Fred Savage a su abuelo en el inicio de “La princesa prometida”. Una novela de “esgrima, combates, torturas, venganzas, gigantes, milagros, persecuciones, fugas y amor verdadero” le había dicho su abuelo que era. Pero bajo todo eso, la tensión romántica es el motor que mueve la historia de Fantasía.

Me gusta que en las novelas de Fantasía haya tensión romántica. Y me encantan las escenas de besos. Besar es chachi. Y escribir escenas de besos, también. Lo que lo hace tan divertido no es el beso en sí, sino que las escenas de besos en las novelas de Fantasía suelen ser el inicio de una subtrama o la culminación de otra. Y eso siempre le da salsa a la historia. Es por eso por lo que al joven Fred Savage no le importa que su abuelo lea después las “escenas de besos”. Porque ya forman parte de la historia. 

Algunas de las escenas de besos del cine se han convertido en clásicos por la química entre los actores que hace que nos vuelen mariposas en el estómago. Pero esas escenas que son tan sencillas de imaginar, no son nada fáciles de trasladar al papel. Independientemente de cómo sea el beso (fiero, tierno, dulce o apasionado), tenemos que conseguir ese revuelo de mariposas en el lector.


¿Cómo lo hacemos? 
Los pasos que debemos ir dando son los siguientes: 
  • Elegir el momento perfecto: al diseñar la escaleta de la novela, hay que tener en cuenta cuál es el momento clave para esa escena. Como hemos dicho, es la culminación o el inicio de una subtrama romántica, tus personajes no pueden estar besándose así porque sí. Si se besan sin trama detrás, el lector se preguntará por qué. 
  • Crear atmósfera: dibuja todos los pasos con pocas palabras. Desde que saben que van a besarse hasta que lo hacen, que hay a su alrededor, qué sienten. No recargues. Ayúdate del lenguaje corporal: cabeza, ojos, manos, labios, respiración y cuerpo. 
  • El beso en sí: explora con tu beso los sentidos: gusto, tacto, olor, vista y olfato. 
  • ¿Cómo termina el beso?: puede que el beso sea el final de una escena o que uno de los dos reaccione al beso dándole una bofetada al otro o el beso le sorprenda. ¿Qué pasa después del beso?
Hoy os traigo —en primicia total— una de las escenas iniciales de “Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Oscuras”. Es una escena de besos. 

—¡Espera, no te
vayas!
Él se volvió con un
interrogante en la mirada. Y ella se obligó a caminar los pocos pasos que los
separaban para quedarse frente a frente. Flamia tragó saliva mientras se
acercaba, consciente de que estaba haciendo una locura. Pero ya no era una
niña. E iba a demostrárselo.
La sonrisa se
congeló en la cara del muchacho al tenerla tan cerca. Flamia se dio cuenta de
que se ponía tenso y empezaba a respirar más rápidamente. El viento, que había
sido una brisa suave hasta ese instante, empezó a soplar con fuerza, en espiral,
en torno a sus piernas.
—Flamia, ¿qué…?
La muchacha le
cerró los labios con un beso. Fue muy suave, como el roce de la lluvia. Pero se
abrió, infinito, dentro de ella. Su corazón aleteó como un pájaro ansioso y
sintió, por primera vez, cómo se desplegaba su don, poderoso y dorado. Zack la
rodeó con los brazos y el beso se hizo mucho más intenso, hambriento. El don
del muchacho, con un tinte de color azul, comenzó a trenzarse con el suyo mientras
el viento aullaba alrededor de ellos, como si fuera un lobo poderoso. Mucho más
poderoso de lo que ella esperaba. Zack se apartó bruscamente.
—¡No! — La voz
del muchacho congeló el aire.
Sus miradas se
encontraron. Él la miraba como si no la conociera, inmóvil, con los ojos muy
abiertos en una mirada de espanto, mientras la respiración acelerada le hacía
subir y bajar el pecho. Flamia sonrió tímidamente. Puso en aquella sonrisa
todas sus esperanzas. Zack, lenta, muy lentamente, negó con la cabeza. Y se teletransportó.
Flamia se quedó
sola. El viento había cesado, pero en su lugar se había levantado una niebla
que adornaba los árboles dándoles una apariencia fantasmal y gris. Tan gris
como se había quedado su alma. Zack no la quería. Y Flamia, sintiendo el dolor
intenso de aquel al que le rompen el corazón por primera vez, se derrumbó en el
suelo del bosque sollozando. 


¿Tenéis alguna escena de besos favorita? 


Pin It on Pinterest