Hace unos días, mientras paseaba por mi cuenta de Goodreads pillé una conversación en uno de los grupos en la que se hablaba de sagas de Fantasía Juvenil. Los miembros del grupo, muy entusiasmados ellos, votaban cuáles eran para ellos las mejores sagas de Fantasía Juvenil. Había muchos comentarios, alrededor de 400, así que el resumen final de las votaciones no era un resultado desdeñable. Con infinita paciencia, fui contando los votos. Aquí tenéis aquellas sagas de Fantasía Juvenil que, para los lectores amantes de ese género, son las mejores. 

Harry Potter
Por supuesto, la creación de J.K.Rowling que ha hechizado incluso a los más reacios encabeza la lista. El niño que aprende a ser mago y que lucha por su vida en el marco de la mejor escuela de magia de todos los tiempos merece, sin lugar a dudas, estar en esta lista. 
Harry Potter: sagas de literatura fantástica juvenil
Percy Jackson

Le pisa los talones el semidiós creado por Rick Riordan. Hijo de Poseidón y de una humana, Percy Jackson enseña mitología griega entre aventuras trepidantes.

Percy Jackson: sagas de Fantasía juvenil
Divergente
Tris y Cuatro nos enamoran. Y aunque pienso que nunca jamás elegiría Osadía, me encanta leer las aventuras de los que sí tienen la osadía de hacerlo. 
Divergente: sagas de literatura fantástica juvenil
Los juegos del hambre
El tema no me atrae demasiado. Eso de que dos adolescentes tengan que enfrentarse a muerte mientras los ven en televisión no es un tema que me mate, pero debe ser enganchante a tope dada la enorme cantidad de fans que tiene la saga. 
Juegos del hambre: sagas de literatura fantástica juvenil
Cazadores de sombras
Tampoco la he leído, aunque ésta sí figura en mi eterna lista de pendientes. La raza de humanos cuya sangre se mezcló hace tiempo con la de un ángel para exterminar a los demonios me pica la curiosidad. 
Cazadores de sombras: sagas de literatura fantástica juvenil
Los Grisha
Solo he leído el primero: “Sombra y hueso” (la reseña la tenéis en el canal), pero si los dos tomos siguientes se le parecen, esta trilogía se merece su puesto de la lista de las mejores sagas.

Trilogía Grisha: sagas de literatura fantástica juvenil

La materia oscura
La trilogía de Phillip Pullman, que inspiró la película “La brújula dorada” es uno de los ejemplos de que la literatura juvenil no es solo para jóvenes. Con la excusa de la Fantasía, el autor mezcla metafísica, filosofía e incluso física cuántica. 
La materia oscura: saga de literatura juvenil
Seraphina
La trilogía de Nocturna (que siempre digo que más pronto o más tarde caerá en mis manos) entró en la lista, a pesar de su corto tiempo de publicación y de ser el debut literario de su autora Rachel Hartmann. Sin embargo, el que la recomienda en la portada (Christopher Paolini, autor de Eragon, no lo consiguió).
Seraphina: sagas de literatura fantástica juvenil
Las crónicas lunares
Inspirada en Cenicienta, Caperucita, Rapunzel y Blancanieves, la saga de “Las crónicas lunares” catapultó a su autora Marissa Meyer a la fama. Sin embargo, en mi humilde opinión, no debería estar en esta lista. A pesar de que es entretenida, ¿es de las mejores? No lo creo
Las crónicas lunares: sagas de literatura fantástica juvenil
Corazón de tinta
Todo lector ha soñado con meterse en los libros o con traer a sus personajes a la realidad. Con ese sueño secreto juega Cornelia Funke para desarrollar su obra (obras: a Corazón de tinta, le siguen Sangre de tinta y Muerte de tinta) más importante. 
Corazón de tinta: sagas literatura fantástica juvenil
A mí, en concreto, me faltan los autores españoles, claro. ¿Qué listado está completo sin “El ciclo de la luna roja” de José Antonio Cotrina? ¿O “Memorias de Idhún” de Laura Gallego García? ¿O la trilogía del “Cementerio de los libros olvidados” de Carlos Ruiz Zafón? Me hubiera gustado también ver entre los votos a la divertidísima “Artemis Fowl” de Eoin Colfer. O a la preciosa saga de Septimus, el séptimo hijo de un séptimo hijo, de Angie Sage. O incluso a Patrick Rothfuss, aunque entiendo que no aparezca hasta que termine su trilogía de Kvothe. 
¿Y vosotros? ¿Cuáles echáis en falta? ¿Cuáles quitaríais? 

Pin It on Pinterest