¿Qué es la novela feelgood?

Novela feelgood para alejar la tristeza

Hace muy poquito he publicado una novela romántica feelgood Días de invierno con sabor a jengibre. Y puede que te preguntes qué demonios es eso de la novela feelgood (también llamada novela de bienestar). O puede que la hayas leído, te haya encantado (ojalá) y quieras leer más libros dentro de este género. Por eso, hoy te traigo este post al Fogón.

¿Qué es la novela feelgood?

El feelgood —a pesar de lo que parece porque tras el inicio de la pandemia ha resurgido con fuerza— no es algo nuevo. De hecho, es un movimiento literario que se inicio en Inglaterra después de la Segunda Guerra Mundial como respuesta a los duros tiempos de la crisis. Son historias amables, con un punto de humor y final feliz, en los que la ambientación y los personajes son amables.

La novela feelgood es una novela sencilla que busca potenciar el optimismo y el disfrute de la vida. Es de esas lecturas que te dejan el corazón calentito. A pesar de que suelen ser historias fáciles de leer y ligeras, normalmente tienen sustancia bajo la agradable superficie.

¿Cuáles son entonces las características de la novela feelgood?

La novela feelgood surgió como un género que buscaba despertar emociones positivas en los lectores y ofrecerles una experiencia que los dejara reconfortados y con ánimo optimista. Así que son novelas con tono amable. Con esto, queremos decir que la atmósfera general de la novela nos transmite una sensación de calidez, de amabilidad, de confort. La experiencia de lectura es agradable y positiva para el lector. ¿Y cómo se consigue esto?

  • Mediante un lenguaje positivo: la elección de las palabras y el lenguaje que usemos en la novela debe ser optimista y alentador porque se busca transmitir un mensaje de esperanza y de bienestar.
  • Con personajes afables: las interacciones entre los personajes y sus arcos deben estar marcados por la amabilidad y la empatía. Los conflictos por lo tanto no incluyen violencia o sexo explícito (las novelas feelgood suelen ser bastante blancas), porque se busca una resolución que sea constructiva y orientada a soluciones positivas.
  • Ambiente acogedor: la descripción del entorno también es acogedora. Un pequeño pueblo, un hotel rural, una librería, una pastelería con encanto… los escenarios deben reforzar la sensación general de amabilidad.
  • Humor ligero: el tono amable suele asociarse en el feelgood a un toque ligero de humor, que es sutil en muchas ocasiones pero que contribuye a crear la atmósfera agradable y relajada que queremos conseguir.
  • Relaciones saludables: las dinámicas entre los personajes principales destacan por ser positivas.
  • Final feliz o satisfactorio: la resolución debe dejar en el lector un regusto de optimismo. Las novelas feelgood saben a felicidad.

a novela con tono amable busca cultivar una experiencia de lectura que promueva emociones positivas y un estado de ánimo reconfortante. Este tipo de narrativa es apreciada por aquellos lectores que buscan escapar hacia historias que les brinden una sensación de bienestar y alegría.

Diferencias con la novela romántica

La diferencia entre los dos géneros es muy fina porque comparten muchas características —final feliz, humor— pero en el feelgood el conflicto principal no es la historia romántica sino el desarrollo del personaje y en la novela romántica, el romance es el eje vertebral de la trama. Aunque puede incluir elementos románticos, la trama de una novela feelgood se centra en el bienestar general de los personajes y su viaje hacia la felicidad, que va más allá del amor romántico.

Aunque a veces, como veremos en los ejemplos, son indistinguibles. Una novela feelgood no tiene necesariamente que ser romántica. Pero una novela romántica puede ser una novela feelgood sin problemas.

Mis recomendaciones de novelas feelgood

Si dijéramos la verdad, de Clare Pooley

Si dijéramos la verdad, de Clare Pooley
Si dijéramos la verdad

Como de costumbre, me gusta mucho más el título original «The authenticity project», mucho más acorde con el texto.

Un cuaderno en el que un pintor ya anciano cuenta su verdad enlaza las vidas de seis personajes de lo más dispar alrededor del café de Monica (y no, no me falta el acento). Es una novela en la que las subtramas se cierran de forma perfecta.

Por no mencionar al perro, de Connie Willis

Por no mencionar al perro, de Connie Willis
Por no mencionar al perro

Un ejemplo de que no toda la feelgood es romántica. Connie Willis teje esta historia de ciencia ficción feelgood y viajes temporales con una importante base de humor y un manejo de las subtramas prodigioso.

Por no mencionar el perro ganó tanto el premio Hugo como el Locus en 1999, y estuvo nominada para los Premios Nébula en 1998.

Luna de verano, de P. G. Wodehouse

Luna de verano, de P.G. Wodehouse

O en realidad cualquier novela de P. G. Wodehouse, del que ya te hablé aquí Esta es una de mis favoritas, junto con Dejádselo a Psmith.

La mujer de la libreta roja, de Antoine Laurain

La mujer de la libreta roja, de Antoine Laurain
La mujer de la libreta roja

Es uno de los libros que más veces he regalado. Si te encanta París, te gustará porque el ambiente parisino —sus cafés, sus calles, sus librerías y su gente— impregna las páginas de esta novela con dos personajes principales geniales.

La sonrisa de las mujeres, de Nicolas Barreau

Novela feelgood La sonrisa de las mujeres
La sonrisa de las mujeres

Y en realidad cualquiera de las novelas de este autor, pero te pongo esta porque es la primera.

«En París, de vez en cuando, llueve a cántaros y sopla el viento del norte tan fuerte que parece no haber resquicio donde refugiarse. Como cuando las borrascas llegan al corazón y no sabemos cómo ni dónde esperar a que escampe.

Para Aurélie las casualidades no existen. Una tarde, más triste que nunca, se refugia en una librería y en un libro. Arrebujada en sus páginas, Aurélie reencuentra la sonrisa que creía haber perdido para siempre. Y muchas cosas más».

Novela feelgood en España

En nuestro país, el género empieza a despuntar tímidamente. Entre los títulos recomendados te dejo estos:

Érase una vez en París, de Beatriz Blumen

Novela feelgood en España: Érase una vez en París, de Beatriz Blumen
Érase una vez en París

Seguimos en París. ¿Qué tendrá París para que sea tan feelgood?
Tuve la suerte de ser lectora cero de esta novela, así que el blurb que aparece en la sinopsis lo he escrito yo. Os dejo aquí ambas cosas, pero es una novela con un narrador muy sorprendente y unos personajes de esos achuchables 100%.

«—¿Qué te trajo de nuevo a esta ciudad?

—Un corazón roto, un padre enfermo y una pequeña crisis existencial. ¿Y a ti?

—Una pérdida y una enfermedad.»

Oliva acaba de llegar a París y necesita perdonar e integrar su pasado.

Julien hace un año que ha vuelto a su ciudad natal y todavía está reencontrándose.

¿Podrán Olivia y Julien encontrar la redención y el final feliz que tanto anhelan en medio de las calles empedradas y los secretos ocultos de la Ciudad de la Luz?

«Érase una vez en París es más que una novela romántica porque posee esa magia especial de la ciudad que acoge la historia. Es una de esas novelas para reencontrarte con la vida y pensar que es maravillosa. Transmite paz y mucho sentido del humor. ¿Hace falta algo más para convencer de que debes leerla?». 

En la calle Mayor, de Virginia Gil Rodríguez

En la calle Mayor de Virginia Gil Rodríguez. Novela feelgood española.
En la calle Mayor

En la Calle Mayor de una ciudad y amurallada, sucederán hechos sorprendentes. May ve como su padre, un escritor frustrado, desaparece ante sus propios ojos en circunstancias misteriosas. Desde ese momento su vida cambia. Su madre, con la que la relación es silenciosa aumenta las horas de trabajo en el hospital, y ella tiene que ocuparse de Leo, su hermano pequeño. May deja de hablar con todo el mundo salvo con Leo. Poco a poco olvida las horas compartidas de lectura en las rodillas de su padre, y empieza a comunicarse con él a través de su diario, sin obtener respuesta explícita. Una tarde, su madre descubre un libro en el escaparate de la librería de la Calle Mayor y una fuerza desconocida le invita a adentrarse en la tienda. El libro habla de ángeles, de la magia de la vida. El libro es una invitación a utilizar esa magia para transformarse. Pero no todo ocurrirá de la manera esperada. Porque la vida nos tiene reservado exactamente lo que necesitamos y no lo que creemos necesitar. O eso es al menos lo que dicen el zapatero y la librera, los dos sabios espirituales de la Calle Mayor.

Café y tarta, de Mario Sanca

Café y tarta, de Mario Sanca. Novela feelgood española
Café y tarta

Hace tres años, Elena —alegre y divertida— dejó su sueño de ser diseñadora de moda para ser camarera y un poco más gris. Jaime, corrector editorial, serio y muy tímido, lleva tres años estancado en su vida y sus relaciones, y tiene un vínculo compulsivo con los dulces. Los dos se encuentran a diario en la cafetería en la que trabaja Elena y en la que transcurre toda la historia.
A modo de cuaderno de bitácora, descubrimos poco a poco qué une a los dos protagonistas, y a los personajes secundarios que los acompañarán durante todo un año: Susana, una escritora que espolvorea todo con dosis de dramatismo; Paco, uno de los trabajadores de una papelería cercana que, tras romper la capa superior, deja a la vista a una drag llamada Paco Mertelo; o Pablo, que no sabe que el gran problema de su vida es él mismo. Todo esto endulzado con un tipo de tarta diferente en cada escena.

Y por supuesto, estos: La Casa de los Principios

La Casa de los Principios, novela feelgood
La Casa de los Principios

Sara Flavín siente que su vida se ha quedado en suspenso. Trabaja en algo que no le gusta. Su relación de pareja quedó truncada por un accidente. Y su padre —alto ejecutivo de una empresa— la maneja como si aún tuviera seis años.

Pero un fin de semana, su progenitor la envía a valorar la antigua casa de su abuela, cerrada desde que ella falleció. Y descubre que La Casa de los Principios no está vacía en absoluto y que los excéntricos residentes —una bibliotecaria jubilada con fama de bruja, una niña que colecciona palabras raras y un hombre tan guapo que parece salido de un cuadro— son encantadores.

Obligada por las circunstancias a permanecer en la zona, Sara decide indagar en la historia de los habitantes de la casa sin prever que tal vez descubra cosas de su propia historia.

Una novela corta feelgood para iluminar tu corazón.

Días de invierno con sabor a jengibre

Novela feelgood en España: Días de invierno con sabor a jengibre
Días de invierno con sabor a jengibre

Kate tiene que vaciar la casa en la que ha vivido toda su vida y ponerla a la venta.
Will se muere por probar una gota de alcohol.
Jenni no supera la relación con su ex.
El destino los reúne en la residencia de ancianos Saint Rose, en Silver Hill, donde al compás de un ambiente festivo, se verán obligados a tomar decisiones para cambiar sus vidas y afrontar sus temores.
Una novela romántica feelgood con sabor a jengibre.

¿Conocías el género feelgood?

Si quieres recibir la novela gratuita «El amor es una epidemia», suscríbete aquí. Cada semana hablamos de libros en nuestro café.

Pin It on Pinterest