Portada de PLaneta Caro, novela romántica juvenil enemies to lovers

«Tiago encaja por completo en su nuevo colegio. Y su podcast —Planeta Anime— triunfa en la red. La única grieta en su armadura es ella, la chica que finge que no existe, la que se molesta en cuanto le dirige la palabra.

Caro está enfadada con el mundo. Pero sobre todo con Tiago, el insoportable primo de Ed, que ha invadido su espacio por completo. No solo se ha integrado en su grupo de amigos, sino que encima es su nuevo vecino. Solo lo salva su podcast. Eso sí, muerta antes de confesar que lo escucha.

Cuando Tiago y Caro se ven forzados a tener una cita por un juego, a Caro se la llevan los demonios. Puede decir que no. Pero… ¿quiere?

La segunda parte de «Proyecto Bruno» es un enemies-to-lovers para amantes de la novela romántica juvenil».

Esta que os pongo aquí es la sinopsis de mi nueva novela: Planeta Caro, un enemies-to-lovers juvenil. La segunda parte de Proyecto Bruno y el segundo libro de la serie «El club de los raritos». Puedes leerla de manera independiente, aunque no hayas leído Proyecto Bruno, pero para quién sí lo haya hecho, vuelve a encontrarse con Ed, Elena, Bruno, Jorge y Caro. Esta última es la prota de esta nueva entrega en la que se mezcla el romance con otros temas, como ya hice en la primera novela.

Cliché enemies-to-lovers

Tenía ganas de hacer una novela del cliché enemies to lovers. Decir que odio los clichés en novela romántica sería una trola bien gorda. Porque me gustan un montón. Una de las cosas de la novela romántica es que ya sabes el final desde el principio pero la autora se tiene que esforzar por engancharte para que dudes de que llegarán a ese final. Así que aquí los clichés no tienen el lastre que tienen en otros géneros, como la fantasía.

De todos los clichés de la novela romántica, el enemies to lovers es el más delicado desde mi punto de vista, porque hay una línea extremadamente delgada entre las relaciones de amor-odio y la toxicidad en una relación. Así que es un cliché que era un reto para mí. Y me encantan los retos como escritora.

También adoro ese tira y afloja de los personajes, la química que se desarrolla entre ellos mientras se pinchan. Y las respuestas punzantes que puedes incluir en los diálogos, que es la parte más cómica siempre de las novelas.

Pero en esta novela también quería tratar, como hice en Proyecto Bruno, otros temas que creo que están muy presentes en la juventud y muy ausentes de la literatura juvenil como son el tema de la ansiedad o el de la transición de género. 

Espero que os guste tanto como Proyecto Bruno y que le deis más oportunidades al club de los raritos para seguir creciendo como serie porque tengo miles de ideas para el resto de los personajes.

Planeta Caro está ahora en preventa hasta el día 3 de octubre, pero puedes encargarla en digital aquí y en papel (con solapas y dedicado) aquí.

Pin It on Pinterest