Reseña de «Nuestro último verano en la isla», de Abril Camino

Nuestro último verano en la isla, novela romántica contemporánea de Abril Camino

Volver a las letras de Abril Camino es como volver a casa. Conocí a Abril en su primera novela y, aunque no he leído todo lo que ha publicado (alguno aún me queda en la lista de pendientes), sí que he leído la gran mayoría. Y esta que hoy reseño es para mí su mejor novela. 

¿De qué va Nuestro último verano en la isla?

La trama arranca con un encuentro especial entre Marina y Lucas, que fueron pareja hace años y a los que la muerte del señor Martín deja como herederos de sus posesiones. Los dos, después de dieciocho años sin verse y sin tener noticias el uno del otro, se reúnen en el despacho de un abogado. 

Sus vidas, desde aquellos veranos maravillosos en los que su amistad se transformó en amor, han seguido cursos separados y muy distintos. Marina, fiel a su nombre, es marino mercante. Lucas trabaja en el despacho de abogados de su padre, está casado y es padre de dos niñas.

Y el lector inmediatamente se pregunta: «¿qué fue lo que pasó para que dejaran de verse?». Hay ahí un conflicto principal, una trama que tienes que resolver.

Pero esta no es solo la historia de Marina y de Lucas y de lo que pasó, sino que es también la historia de cómo otras historias golpean la principal. Porque es también la de tres jóvenes —Angie, Damián y Víctor— que formaron un extraño triángulo a finales de los setenta. 

La novela de Abril Camino es una historia de amor —varias historias de amor— que vas desenvolviendo como pequeños tesoros de la mano de varios narradores y distintos tiempos en una ambientación mágica. 

¿Es una novela romántica?

Cuando entrevisté a la autora en el podcast, ella contestó que, desde su punto de vista, sí. Y apuntó a un artículo que te enlazo aquí de su blog sobre qué era una novela romántica. Y que la editorial la había etiquetado como contemporánea. 

Mira que a veces se etiquetan como romántica novelas que no lo son. Pero, en este caso, yo sí que etiquetaría Nuestro último verano en la isla como novela romántica.  Porque la trama romántica (o tramas, mejor dicho) es la principal. Y tiene un final satisfactorio. 

¿Por qué me ha gustado tanto Nuestro último verano en la isla?

  • Por sus personajes. 
  • Por la estructura de la novela. Como dice la propia autora en la entrevista, «¿esto puede hacerse?». ¡Me encanta! Tres líneas temporales. Narrador en primera y tercera. 
  • Por su ambientación. La isla es un personaje más de la novela. Y nos traslada a esos amores de verano, a la playa, el sol y el salitre. A la adolescencia. 
  • Y por la madurez del estilo. Abril Camino siempre ha escrito bien. Pero creo que con esta novela se consagra. Después de varios pufos de lecturas este mes, es una maravilla cuando llegas a una novela en la que las letras te hacen disfrutar de la lectura. 

Si no la has leído, recuerda que puedes hacerlo con esta oferta de Nextory de 45 días gratis. 

Si quieres recibir la novela gratuita «El amor es una epidemia», suscríbete aquí. Cada semana hablamos de libros en nuestro café.

Pin It on Pinterest