Seleccionar página
8 novelas autoconclusivas de Famtasía
Ahora parece que todas las novelas de Fantasía que salen forman parte de una saga. Entiendo que es una estrategia de marketing como otra cualquiera. Si dejas al lector en un cliffhanger (que son esas escenas de intensa emoción e intriga) querrá seguir leyendo para saber qué es lo que pasa y, en lugar de comprarte un libro, te comprará tres. Pero, a veces, también apetece leer una novela que empiece y termine. Hoy os traigo al blog 8 novelas autoconclusivas de Fantasía que me gustaron y que harán las delicias de quién las lea.

Buenos presagios, de T. Pratchett y N. Gaiman
Buenos presagios: de Terry Pratchett y Neil Gaiman
Dos de las mejores plumas de la literatura fantástica se unieron en esta novela para escribir una sátira disparatada en la que se mezclan las profecías con el Anticristo y el Apocalipsis. Los protagonistas: un demonio y un ángel que deciden influir en el anticristo que según Agnes, la profeta, ya había nacido. El problema es que se equivocan de niño y, mientras ellos dedican sus esfuerzos a un niño totalmente humano, el verdadero anticristo (que no sabe que lo es) hace de las suyas. 
Calle de magia, de Orson Scott Card
Calle de magia: de Orson Scott Card
Mack Street no es un niño como los demás: es capaz de soñar los sueños de sus vecinos y, además, tiene el poder de hacerlos realidad pero de una forma retorcida. Cuidado con lo que deseas porque puede cumplirse. 
La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina
La canción secreta del mundo: José Antonio Cotrina.
Si queréis saber qué me pareció, tenéis la reseña de esta novela de Fantasía juvenil en el blog. Uno de esos libros que no atrapa precisamente por su portada y que luego sorprende desde el inicio de la historia. 
El hombre invisible, de H.G.Wells
El hombre invisible: H.G.Wells
El clásico de Wells es un libro inquietante. El protagonista es de los protagonistas más terriblemente antipáticos de la literatura. Pero el libro, que todos sabéis de qué va, es una joya para el lector de Fantasía. 
La princesa prometida, de W. Goldman
La princesa prometida: William Goldman.
Si te gusta la Fantasía y a estas alturas, aun no has leído La princesa prometida, no sé a qué estás esperando para hacerlo. Uno de esos libros –escasos– en los que merece la pena tanto ver la película como leer el libro. 
Momo, de Michael Ende
Momo: Michael Ende
Fue el primer libro que le leí a mis hijos. Destila magia por sus cuatro costados. La historia de esta niña vagabunda que se enfrenta a los ladrones de tiempo es un verdadero must read de la literatura fantástica juvenil.
Olvidado rey Gudú, de Ana María Matute

Olvidado rey Gudú: Ana María Matute
El libro de Ana María Matute habla de la historia del reino de Olar, un reino con leyes brutales en el que domina la violencia. Personajes con nombres tan llamativos como Almíbar pasan por las páginas de esta novela hermosamente escrita en una prosa poética que la convierte en un clásico de la literatura. 
El libro de los portales, de Laura Gallego
El libro de los portales: Laura Gallego
Uno de mis libros preferidos de Laura Gallego. La idea de los portales es una idea típica de Ciencia-Ficción que aquí da cuerpo a una novela de Fantasía juvenil de las que dejan con una sonrisa en los labios. 
¿Qué novela autoconclusiva de Fantasía te dejó a ti hechizado?


Pin It on Pinterest