Madre lectora, de Dave Bentley

Una de las cosas que más me gustaba hacer cuando los niños eran pequeños y aún no sabían leer era leerles libros en voz alta. Ponía una silla entre las camas y cada noche, en vez de un cuento, les leía un capítulo. Los dos esperaban ese ratito con mucha ilusión y lo echaban terriblemente de menos cuando yo tenía que trabajar por la noche.
Os he traído aquí al Fogón una selección de libros para leer en voz alta a niños menores de seis años. Y no aburrir en el intento.

Konrad o el niño que salió de una lata de conservas
Konrad o el niño que salió de una lata de conservas
Tenéis que tener cuidado con lo que encargáis por correo, no vaya a ser que de pronto el cartero os deje en casa una lata enorme con un niño de siete años. O al menos, eso fue lo que le pasó a la señora Berti Bartolotti. Christine Nöstlinger, la autora de este cuento, es una mina cuando de historias infantiles para leer en voz alta se trata. Guardo un recuerdo especial de las carcajadas de mis hijos con Konrad, pero también podría haber puesto en este mismo apartado otras obras suyas, como Un enano en la oreja, Un marido para mamá, Me importa un comino el rey pepino o ¡Qué viene el perro!
James y el melocotón gigante
James y el melocotón gigante
Me encanta Roald Dahl. Sus cuentos para niños son maravillosos. Su humor para adultos, endiabladamente atractivo. ¿Sabéis que es el autor de Los Gremlins? ¿A qué no? También podría haber puesto aquí otras de sus obras, perfectamente leíbles a niños de menos de seis años, como Charlie y la fábrica de chocolate, Las brujas, Matilda, El Gran Gigante Bonachón o Cuentos en verso para niños perversos, pero James y el melocotón gigante tiene la peculiaridad de que puedes leerlo haciendo voces distintas a cada uno de los bichejos que pueblan el enorme melocotón, con lo que harás las delicias de los niños. 
Fray Perico y su borrico

Fray Perico y su borrico
Juan Muñoz Martín ganó con su Fray Perico el II Premio Barco de Vapor. El libro fue y sigue siendo un éxito del que se han vendido más de un millón de ejemplares y que se continúa con títulos como Fray Perico en la guerra o Fray Perico, Calcetín y el Guerillero Martín. Suyos son también títulos muy recomendables como El pirata Garrapata o A Belén llegan Pilatos, Jesús, Herodes y el gato
Rosy es mi familia

Rosy es mi familia
Casi todos los libros de Gerald Durrell son de literatura juvenil, salvo tres pequeñas joyas que pueden ser leídas por todos los públicos. Una es ésta que os traigo hoy. Mi hija se partía de risa ante la situación inicial en la que el pobre Adrian Rookwhistle, el protagonista,  se ve atrapado cuando hereda un elefante al que le gusta tremendamente la cerveza. La otra, es Los secuestradores de burros. De la tercera, El paquete parlante, os hablé en el post de 14 libros de fantasía para leer antes de los catorce. 
Historias de Ninguno

Historias de Ninguno
“Ninguno existe. Yo lo he visto”Así empieza este cuento sobre un niño tan pequeño que pasaba completamente desapercibido para los demás. Incluso para sus padres. Hasta que Ninguno encuentra unos lápices mágicos con los que colorear la realidad. Pilar Mateos tiene otros libros muy recomendables como Molinete o El rapto del caballo gris.





¿Y vosotros? ¿Qué libros os leían o habéis leído? ¿Cuáles recordáis con más cariño?

Pin It on Pinterest